Sufrimiento Silencioso: Bienestar sin Fronteras y su lucha contra el suicidio

Por Bryant Rozier (El Mexicano News)

Los datos sobre las muertes provocadas por suicidio son gravemente subestimados según la líder defensora Alice Jordan-Miles, MS Ed. Su objetivo principal es ayudar a individuos, la justicia penal, los sistemas escolares, agencias gubernamentales, etc., con capacitaciones, asistencia técnica, y recursos pertinentes para garantizar la salud mental como una medida de salud preventiva a nivel estatal. Ella es una de las primeras en recibir una llamada para brindar ayuda después de que se reporta un suicidio.

“Como causa de muerte, muchos suicidios son clasificados como lesiones accidentales” explica Jordan-Miles, quien proporcionó cifras contundentes que revelan la prevalencia de los suicidios, y ahora son la décima causa de muerte. Una persona muere en Estados Unidos cada 11 minutos, con más suicidios (132 por día) que homicidios.

Los hombres cometen más suicidio, aunque las mujeres lo intentan más, debido a su acceso a medios letales (contundentes) como armas de fuego.

“Personalmente sufro de depresión” afirma Jordan-Miles. “Intenté suicidarme cuando tenia 16 años, no porque quisiera morir, sino porque necesitaba que mi dolor terminara”.

Su programa de consejería/asesoramiento, Hoosiers for Tomorrow, se enfoca en personas en edad preuniversitaria, la misma edad que ella tenía cuando también necesitó ayuda. “Ninguno de mis conocidos fue a la Universidad”. Hoosiers for Tomorrow brinda asistencia a estudiantes que están ingresando a la Universidad de Indiana (IU) en Bloomington, su alma mater.

“Le debo mi vida a IU” expresa, “rompió el triste círculo de pobreza que había en mi… no te puedes olvidar de donde vienes”. (Jordan-Miles es profesora de medio tiempo en la Universidad de Purdue en Fort Wayne PFW, en el Departamento de Servicios Humanos y también es especialista en retención y consejera para estudiantes de minorías que son los primeros en una familia en ir a la universidad).

Los jóvenes ahora están cometiendo suicidios fuera de sus casas y en los recintos escolares. Solo este año, Indiana ha tenido dos; uno en la Secundaria Churubusco y otro en una secundaria de Indianápolis. Un niño de ocho años se suicidó en Indiana, hace años en Greenwood.

El trabajo agrícola/en granjas, con sus presiones inherentes y las responsabilidades generacionales, es la ocupación con el más alto índice de suicidio en el estado.

“Hay demasiadas personas que sufren en silencio” comenta Jordan-Miles. “Todos los días me levanto con el objetivo de eliminar el estigma que existe en torno a los comportamientos para buscar ayuda en la comunidad Latina al igual que en la comunidad Afroamericana”.

Para Jordan-Miles los Latinos en particular, están muriendo por suicidio en esta parte del estado. “Y hasta ahora nunca habíamos escuchado sobre esto” comenta. De igual manera menciona que existe un bloqueo generado por la vergüenza cultural.

Esos estigmas, afirma, hacen más difícil abordar el tema sobre salud mental. “Uno no habla sobre su salud mental con alguien que no pertenezca a tu núcleo familiar, con tus tías, tus tíos… porque nos preocupa ser catalogados como un loco”. Las creencias religiosas en conjunto a las tradiciones transmitidas de padre a hijo representan también (aunque no son definitivas) obstáculos.

“La religión juega un rol primordial dentro de la salud mental” señala Jordan-Miles. “Tu fe y tu religión podrían ser un factor de riesgo, pero también pueden ser un factor de protección.

“Al momento de llevar a cabo iniciativas preventivas, es necesario tener perspectivas culturales sensibles con algunas comunidades en particular”. Y es allí donde el programa de Bienestar sin Fronteras entra en juego.

Con un fondo de $200,000 de la Lutheran Foundation y $10,000 de St. Joseph Community Health Foundation, Jordan-Miles trabaja de la mano con Bienestar sin Fronteras para ofrecer de forma gratuita servicios de salud mental, recursos, terapias, etc., para la población Latina con poco acceso a servicios sin importar si son personas indocumentadas o no. El programa incluye consejería en salud mental por terapeutas nacidos en países de habla hispana y que son bilingües, además de terapias individuales, familiares y matrimoniales. También se harán anuncios para información pública.

De igual manera se ofrecerá terapias de grupo para personas con problemas de adicción o víctimas de ansiedad, depresión, violencia doméstica, y se abrirán espacios para que participen personas jóvenes. “Queremos que esta iniciativa sea segura y confiable para satisfacer las necesidades de la salud mental que existen en la comunidad Latina”.

El ambicioso programa se ha asociado con Catholic Charities a través de su programa de inmigración, Matthew 25, Neighborhood Health Clinic, Centro para la No Violencia, Language Services Network – LSN y El Mexicano News, entre otros.

“Reconozco que la necesidad es más grande de lo que pensábamos” comenta Jordan-Miles, “de manera que hemos reclutado terapeutas de todo el estado. Algunos de estos terapeutas ya están trabajando, para muchos la necesidad es crítica. No se puede esperar cuando se trata de salud mental”. Se espera que la inauguración oficial del programa de Bienestar sin Fronteras se lleve a cabo el 1ro de marzo de 2021.

Jordan-Miles también tuvo tiempo de abordar algunos detalles positivos relacionados con el COVID-19 a nivel estatal y social. “Indiana no ha experimentado repuntes en suicidios relacionados con la pandemia, al igual que el resto del país. El COVID-19 nos ha abierto la puerta para poder decir me está costando, me está doliendo y necesito que alguien me ayude”, concluyó.

Para más información sobre el programa Bienestar sin Fronteras, puede ponerse en contacto con Alice Jordan-Miles a través de su correo electrónico: latinomentalhealth@gmail.com

Check Also

Cáncer de colon: ¿Cuáles son los síntomas de esta enfermedad y que tan grave es?

El Cáncer de colon o de recto, es un tipo de cáncer que se desarrolla …