Idalia toca tierra y emprende camino hacia el Atlántico, pero el peligro se mantiene

(El Mexicano News – EFE)

Idalia, que tocó tierra este miércoles en la costa noroeste de Florida como un huracán mayor (categoría 3 de la escala Saffir-Simpson) y acompañado de peligrosas crecidas del nivel del mar y fuertes vientos, inició ya su camino potencialmente dañino hacia la costa este de Estados Unidos.
Los meteorólogos y las autoridades advirtieron a los habitantes de las zonas por las que va a pasar Idalia que no bajen la guardia, porque va a seguir todavía siendo un huracán peligroso, especialmente por la marejada ciclónica que ya ha causado inundaciones de zonas costeras y va a aumentar.
El nivel del mar va a crecer todavía más esta tarde cuando la marejada coincida con la pleamar, como explicó a CNN la alcaldesa de Tampa, Jane Castor.
«Las inundaciones que estamos experimentando ahora no son nada comparadas con las que veremos dentro de unas horas», afirmó.
El gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo antes de que Idalia tocase tierra cerca de Keaton Beach que la situación de emergencia va a durar «un par de días» y pidió a los floridanos «no jugar» con sus vidas.
«Reclúyanse hasta que el huracán los deje atrás. No jueguen con estos vientos, va a haber cosas volando por todas partes», subrayó.
El huracán, que tras tocar tierra se ha debilitado a un ciclón de categoría 2 y presenta vientos de 110 millas por hora (175 km/h) se nueve actualmente en dirección norte-noreste a 18 millas por hora (30 km/h) y se espera que pase por el sur de Georgia y llegue a Carolina del Sur esta tarde o noche.
Los tres estados han hecho declaraciones de emergencia para facilitar la ayuda en caso de desastre.
Hasta ahora no se informó de víctimas por el huracán, que cuando llegó a Keaton Beach sobre las 7:45 horas (11:45 GMT) presentaba vientos de 125 millas por hora (205 km/h), es decir de categoría 3.
Unos 244.000 usuarios están sin electricidad en Florida, la gran mayoría en la zona del impacto de Idalia, según datos de las compañías eléctricas recogidos por la web PowerOutage.us.


Se espera que los apagones aumenten a lo largo de la jornada no solo en Florida sino en Georgia y Carolina del Sur, según la compañía meteorológica privada Accuweather.
La zona donde tocó Idalia, en el condado Taylor, justo en el extremo de la región llamada «Big Bend», está poco poblada (unos 22.000 habitantes), lo que hace de ella un «escenario» mejor en comparación con la poblada bahía de Tampa, más al sur, que estaba también incluida en el área de posible impacto
«Hemos sufrido algunos daños por los vientos, árboles caídos, ramas y ese tipo de cosas. Pero lo que más nos preocupa es que (…) tenemos inundaciones, inundaciones extensas a lo largo de nuestra costa», subrayó la alcaldesa Castor a CNN.
De acuerdo con los vientos registrado por el avión cazahuracanes, Idalia era un huracán con vientos de categoría 3 cuando entró en tierra. Unas dos horas antes del aterrizaje, sus vientos eran de 130 millas por hora (225 km/h), es decir de categoría 4.
Harold Weaver, de 60 años y residente en el condado Taylor, donde ha vivido la mayor parte de su vida, es uno de los que optó por cerrar su apartamento ubicado a unas 20 millas de la costa del Golfo de México, y buscar refugio junto a su nieto de 4 años en uno de los siete albergues que se han abierto en Tallahasse.
«Tuve un presentimiento: necesité salir», dijo hoy Weaver al diario local Tallahassee Democrat.
Según el NHC, aunque Idalia debería debilitarse después de tocar tierra, es probable que siga siendo un huracán mientras avanza por el sur de Georgia y cerca de la costa de este estado o el sur de Carolina del Sur a última hora de hoy.
El gobernador de Florida, Ron DeSantis, repitió este miércoles por la mañana su llamamiento a «mantenerse seguros, a no poner la vida en peligro», al enumerar los riesgos que entraña Idalia y las fuerzas que el estado tiene preparadas para responder a la emergencia en ámbitos como la salud, el auxilio y rescate de personas, la energía, la conectividad y la movilidad.
Las autoridades han advertido que el mayor peligro es la subida del mar, que puede llegar a elevarse hasta más de 15 pies (4,5 metros) sobre el nivel normal en algunos puntos de la costa del noreste de Florida.
Además de los avisos de huracán y marejada ciclónica para el noroeste de Florida, el NHC emitió un aviso de huracán para la costa este de EE.UU. desde Altamaha Sound en Georgia hasta Edisto Beach en Carolina del Sur.
También hay advertencias menores para zonas de Carolina del Norte y Virginia.

Check Also

El «Spanglish» expande su influencia por todo EE.UU

Mientras los latinos estadounidenses aumentan en número e influencia, su interés en el idioma español en general, y el …